Prevención de Riesgos Laborales, ATEXGA
Prevención de Riesgos Lalorales
Galego Galego Castellano Castellano

Entorno virtual para la prevención de riesgos laborales en el sector textil

 
Sobre nosotros
¿Que es ATEXGA Prevención?
¿Cual es la finalidad?
¿A quien va dirigido?
 
Legislación y Normativa de Prevención Riesgos Laborales
Guía de Prevención de Riesgos
Laborales en el sector textil
Estudio de sustancias nocivas
en la industria téxtil
 
Barómetro de Prevención de
Riesgos Laborales
Directivos
Trabajadores
Portada - Guía - El Proceso Textil

Guía de Prevención de Riesgos Laborales:
El Proceso Textil

Guía de Prevención de Riesgos Laborales

Para poder llevar a cabo una actuación preventiva, se hace necesario conocer la naturaleza del trabajo y conocer todos los elementos que influyen en él.

De este modo, para evitar o reducir los riesgos que se puedan dar en cada uno de los procesos de producción textil, es necesario conocer las características fundamentales de los mismos.

El proceso textil se fundamenta en el tratamiento de las fibras textiles con el fin de obtener los hilos y tejidos con los que se elaborará el producto final mediante tareas y procesos técnicos de fabricación muy dispares, es decir, engloba una serie de procesos interrelacionados entre sí que van, desde la obtención de fibras químicas a la confección.

Metodológicamente, se pueden distinguir 2 grandes subsectores:

3.1. Industria téxtil propiamente dicha

Parte del hilo como materia prima para la fabricación de tejidos que, posteriormente, se utilizarán en el proceso de transformación.
En sí, abarca desde la fabricación de fibras químicas hasta la elaboración de los tejidos acabados. Entre los procesos que incluye podemos citar:

  • - Fabricación de fibras químicas: las fibras químicas se dividen, según su naturaleza, en artificiales y sintéticas. Las primeras surgen de la transformación de la celulosa y las segundas proceden originariamente del petróleo.

  • - Operaciones previas y preparatorias de la hilatura: las flocas o las fibras en bruto pasan por procesos sucesivos de lavado, cardado, peinado, según el caso, hasta conseguir una mezcla de fibra susceptible de convertirse en hilo en el proceso de hilatura.

    Las operaciones fundamentales que tienen lugar comienzan con la limpieza y apertura de las fibras de tal modo que queden sueltas, homogéneas y libres de impurezas, ya que éstas perjudican la calidad del hilo.
    Mediante el cardado se separan cada una de las fibras con objeto de reunirlas después en una cinta en las que se disponen con regularidad. Seguidamente, se procede a regularizar y homogenizar las cintas procedentes de la carda, normalmente irregulares, para lo cual se realizan sucesivos estirados y doblados. Una vez hecho esto, se estiran de nuevo y se someten a un afinado y a una torsión ligera que dará lugar a unas mechas.
  • - Hilatura propiamente dicha: consiste en realizar un último afinado de la mecha para transformarla en un hilo, la cual se somete al mismo tiempo, a una torsión que le dará la tenacidad deseada. Se trata de obtener un hilo de unas características bien definidas (de una resistencia determinada y un diámetro concreto). Finalmente el hilo es enrollado sobre un soporte. Suplementariamente, se realiza el peinado que consiste en eliminar la totalidad o buena parte de las fibras más cortas y las impurezas con objeto de obtener hilos muy finos y especialmente regulares.

El peinado proporciona una limpieza más profunda que la carda. Existen distintos procesos de hilatura:

  • Hilatura de anillos
  • Hilatura de carda
  • Hilatura de fibras o Open-End
  • Hilatura de fibras recuperadas

El hilo resultante del proceso de hilatura se enrolla bajo diferentes formas, según el destino del hilo y puede ser teñido o enviado, directamente, a la fase de tisaje.
El proceso de hilatura incluye también, la obtención de fibras reprocesadas, reciclando textiles ya usados anteriormente así como las fases posteriores de doblado, bobinado, etc.

Las máquinas utilizadas tienen una serie de funciones básicas que son: el estirado, la torsión y el plegado de la materia en husos o bobinas.

- Teñido del hilado: el hilado, una vez teñido, va directamente a la fase de tisaje.

- Preparación para el tisaje: en esta fase, se llevan a cabo las operaciones de urdimbre y la de trama. (fig. 2)

Trama: es un hilo horizontal, transversal
Urdimbre: es un hilo vertical, longitudinal

Fig 2. Preparación de la urdimbre y trama

Preparacion de la urdime e trama

- Tisaje: en la fase de tisaje se llevan a cabo las operaciones necesarias para la elaboración de tejidos a partir del hilo procedente de las fases anteriores, siguiendo los diseños previstos.

Se distíngue entre:

  • La tejeduría de calada o a la plana: consiste en la transformación de series de hilos en una superficie uniforme, por el entrecruzamiento de 2 hilos ortogonales (trama y urdimbre), de acuerdo con un patrón o modelo prefijado.

  • La tejeduría de género de punto: el tejido se obtiene mediante la formación de una malla. Si la malla se entrelaza en sentido transversal, recibe el nombre de género de punto por trama y si lo hace en sentido longitudinal recibe el nombre de género de punto por urdimbre. En los géneros de punto por trama, un solo hilo se enlaza consigo mismo mientras que el género de punto por urdimbre está formado por más de dos series de hilos.

    Los géneros de punto por urdimbre utilizan los mismos procesos previos de preparación del tisaje que los tejidos de calada pero se diferencian de éstos en que no utilizan las mismas máquinas para el tisaje, no entrelazan los hilos de la misma forma y en la formación de mallas.

    Para obtener el tejido de punto por urdimbre se utilizan 2 tipos de máquinas: máquinas de raschel y máquinas de kette.

  • Ennoblecimiento textil (tintes ,estampados y acabados): en la cadena de valor del sector textil, los hilos, tejidos, etc. van a ser tintados, estampados y acabados con recubrimientos especiales según el uso que se les vaya dar posteriormente. Engloba el conjunto de tratamiento físicos, químicos o mecánicos que aportan a los productos unas propiedades particulares o que les confieren un aspecto definido (tinte, aprestos, estampado).

Los procesos químicos textiles incluyen todas aquellas operaciones en las que la materia textil se somete a un tratamiento químico con la finalidad de que mejoren su aspecto, mejoren su comportamiento al uso o que su cuidado sea más fácil. En todas ellas los productos químicos son transportados a través de agua por lo que este proceso se denomina RAMO DEL AGUA.

Procesos químicos textiles

Procesos químicos textiles

  • El teñido de la tela es una de las fases más complejas del proceso productivo pues en ella intervienen una gran diversidad de colorantes y agentes auxiliares de teñido.
  • Se entiende por acabado de un tejido, el tratamiento que recibe según el uso final a que vaya ser destinado, y siempre para mejorar su aspecto y calidad. Pueden clasificarse en tres grupos:

    1.- Acabados generales: son aquellos a los que se someten los tejidos para obtener un determinado aspecto (limpieza, cepillado, secado, etc.)

    2.- Acabados con efecto de superficie: son aquellos que modifican la apariencia y el tacto de los tejidos originando uno nuevo. Suelen hacerse mediante procesos mecánicos o químicos (laminado, arrugado, etc.)

    3.- Acabados químicos: son aquellos que se dan a los artículos para mejorar su calidad y rendimiento aunque su aspecto no cambie (antideslizante, antipilling, antiestático, antimoho)
  • El estampado consiste en la realización de diseños en distintos colores sobre la materia textil. El colorante se aplica localmente hasta formar el diseño.
    .

Esquema Industria Textil

3.2. La industria de la confección.

Se basa en la transformación del tejido, obtenido en las fases anteriores, en un producto textil dirigido al consumidor final. Se dan dos fases centrales, la de corte y la de cosido pero el proceso completo se divide en:

- Diseño y patronaje
- Extendido, marcado y corte
- Confección, revisado y etiquetado
- Plancha
- Acabado, plegado, embalado y transportado

- Diseño y patronaje

• El diseño consiste en la creación de un croquis de un modelo de prenda determinado para su fabricación posterior. Constituye el inicio de la actividad de confección e influirá de forma notable en el éxito o fracaso de la colección, dependiendo de si se ha realizado una buena o mala elección de los diseños que la componen.

• Al proceso de diseño le sigue el de patronaje que consiste en la realización de los patrones de la prenda a confeccionar (uno para cada pieza y talla). Los patrones sirven de modelo paro cortar y coser. Previamente, se habrán elegido las tallas en las que se quieren fabricar cada diseño. A partir de estos patrones se crean marcadas de corte, que el cortador utiliza para cortar las piezas del patrón.

- Extendido, marcado y corte

El proceso de corte engloba las operaciones de extendido y marcado y tiene por objeto cortar el perfil de los patrones de las prendas a confeccionar e identificar y agrupar las piezas cortadas por tallas, de tal forma que puedan ser manipuladas fácil y cómodamente en la sección de costura.

En el extendido, el tejido se extiende en varias pilas sobre una mesa de corte. Después se disponen las marcadas sobre el tejido a cortar, cuya longitud y anchura dependerán de las exigencias de producción.
El marcado es propio del sistema de corte convencional y no se da en el corte automático ni en el de presión o troquel.

Los sistemas de corte empleados en la confección son los siguientes:

  • CORTE MANUAL O CONVENCIONAL: aunque es el más empleado, tecnológicamente es el más elemental.

  • CORTE POR PRESION O TROQUEL(TROQUELADO): los distintos elementos de la máquina de corte se presionan contra las fibras del tejido. En este proceso se pueden utilizar distintas máquinas de corte (cortadora por presión de elementos, cortadora por presión de marcada entera, cortadora por presión a tela suelta y cortadora por presión de paneles) dependiendo de la marcada utilizada.

  • CORTE AUTOMÁTICO: se realiza por medio de una cuchilla que obedece las coordenadas impuestas por un ordenador central. El operario sólo interviene en las operaciones de mantenimiento o control.

- Confección

En el proceso de confección se le da la forma y el acabado final necesario a los artículos para destinarlos a un uso específico.

En los puestos de cosido se unen las piezas del tejido, previamente acondicionadas, de acuerdo al diseño. Para su ejecución, el operario, suele adoptar posturas inadecuadas por lo que es un proceso que tiene una influencia muy directa sobre el individuo.

El acabado consiste en darle las últimas pinceladas (ojales, botones, entre otros) a la prenda antes de obtener el producto final.

- Revisado y etiquetado

Una vez que la prenda ha sido confeccionada, se la revisa, manualmente o con una máquina, con el fin de constatar que la prenda ha sido confeccionada de forma adecuada y no presenta ningún defecto.

Al mismo tiempo se procede a su limpieza si se detecta algún tipo de manchas antes de pasar al proceso de etiquetado.

El etiquetado puede realizarse manualmente o con máquinas y consiste en colocar en la superficie del tejido, mediante calor, con un cosido, a pistola, etc., unas etiquetas en las cuales deben aparecer una serie de datos identificativos de la prenda como son la talla, el fabricante, la composición, las formas de lavado, planchado, etc.

- Plancha

La finalidad de este proceso es darle a la prenda la apariencia final con la que llegará al usuario.

Es un proceso muy manual y obliga a elegir métodos de trabajo muy específicos dependiendo de las peculiaridades de cada tipo de prenda, cada tipo de tejido, su composición, formas, etc.

Para conseguir un buen planchado se deben dar una serie de factores como son humedad, presión, temperatura y enfriamiento de las prendas.

- Plegado, embalado y transportado

El plegado y embolsado son los procesos que tienen lugar después del planchado. Se pueden realizar de forma manual o mecánica y pueden adaptarse a la forma de presentación del producto a través de una serie de automatismos que facilitan el empaquetado, flejado y sellado plástico.

La materia textil es transportada a lo largo de las distintas fases del proceso de confección mediante diversos mecanismos. Con este transporte se pretende:

  • - Aumentar la rapidez de la producción.
  • - Tener ordenada la producción (modelos, tallas, colores, etc.).
  • - Disminuir los recursos.
  • - Aumentar la flexibilidad.
  • - Sincronizar tareas y tiempos entre los distintos puestos de trabajo.

Por último, las prendas confeccionadas se almacenan antes de ser distribuidas para su venta.

3.3. Otros procesos téxtiles: bordados y acolchados.

A través de los bordados se realizan motivos decorativos en los tejidos mediante hilos de distinta composición y colores.

En los acolchados, una lámina de tela se cose a la prenda o tejido para formar una sola estructura laminar confiriéndole determinadas características, la hace más gruesa y confortable.


Xunta de Galicia, Conselleria de Traballo - Dirección Xeral de  Relacións Laborais    Atexga   Unión Europea, Fondo Social Europeo